Características de la escultura románica


 El Arte Románico es el estilo por excelencia del la Alta Edad Media. Se extendió por toda Europa entre los siglos XI y XII. Corresponde a una época de fervor religioso tras superar el año 1000 de nuestra era. Surgió en Francia y se difundió por las vías de peregrinación y los monasterios de la orden de Cluny, donde el arte español del periodo es un destacado ejemplo. La mayoría de la población iletrada veía en la escultura un medio para entender las enseñanzas del Evangelio. Esta manifestación artística tendrá, por tanto, un carácter eminentemente didáctico. La escultura se supedita a la estructura arquitectónica. En las fachadas de los edificios, en concreto, en las portadas y en los capiteles de los claustros, principalmente. Junto a esta escultura en piedra, existirá una escultura en bulto redondo de madera y marfil.



Entre los temas de la escultura en relieve destaca el Juicio Final, según el libro del Apocalipsis de san Juan, caracterizado por el Pantocrátor, rodeado de ángeles y los veinticuatro ancianos. En otras ocasiones aparecen los símbolos de los evangelistas, el Tetramorfos. Como en el tímpano de Santa Fe de Conques, se representan a un lado los justos y al otro los condenados. 



La escultura exenta presenta ejemplos significativos en las imágenes de Cristo crucificado, sin señales de sufrimiento, unas veces vestidos y otras con faldellín; y la Virgen con el Niño, donde éste se muestra como sentado en un trono en actitud de bendecir. Muchas veces en los capiteles y pilares se introducen escenas del Antiguo y Nuevo Testamento, junto con animales fantásticos de aspecto monstruoso y elementos vegetales y geométricos. También llegan a esculpirse temas de la vida cotidiana.

 


Desde el punto de vista formal, existe una evolución dentro del relieve, primeramente planos, luego, a finales del siglo XII, más redondeados, más separados del fondo, como en el Pórtico de la Gloria de Santiago de Compostela. Las figuras en las escenas son frontales, hieráticas, organizadas en el espacio con simetría. Los detalles de sus cuerpos son esquemáticos y geométricos, sin pretensión naturalista. Hay, igualmente, jerarquización de las figuras, según su importancia en el tema, además tendencia al horror vacui, llenando todo el espacio. De todas formas es una escultura muy expresiva por su función pedagógica, que es ayudada por el tratamiento policromado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario